M

Jamaica: Ha llegado el momento de legalizar el acceso a los servicios de aborto

18 Jun 2021

aprobar-aborto-jamaica

Si queremos ser honestos con nosotros mismos, estaremos de acuerdo en que todo el mundo conoce o sabe de alguien en su comunidad que ha tenido un aborto.  Sabemos que hay casos que se han complicado y han provocado graves complicaciones a la mujer porque accedieron a servicios inseguros de personas que no están adecuadamente formadas para realizar un aborto.

Todos crecemos con estas historias cuando somos niños, pero, por alguna extraña razón, seguimos siendo ajenos a la necesidad de garantizar que haya servicios para la interrupción del embarazo en un centro seguro y regulado.

Demasiadas muertes por IVE

La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que cada año 22.000 mujeres jamaicanas abortan y que el aborto inseguro es una de las cinco principales causas de muerte materna en Jamaica. En el Hospital Victoria Jubilee hay una sala dedicada a tratar a las mujeres y adolescentes que presentan complicaciones por abortos inseguros.

Lamentablemente, el estigma y la discriminación hacen que muchas mujeres no busquen asistencia médica cuando surgen las complicaciones de los abortos inseguros. En consecuencia, en 2008, según un estudio realizado, se constató que una de cada tres muertes de este tipo se produjo en el hogar. ¿Qué tiene que ocurrir para que nuestros legisladores sean audaces y transformadores y, por tanto, actúen de acuerdo con las recomendaciones del Grupo de Revisión de la Política sobre el Aborto que se creó en 2005?

¿Se pondrán los hombres del Parlamento al lado de Dayton Campbell y Christopher Tufton y se atreverán a cambiar las cosas para nuestras mujeres? ¿O seguirán consintiendo las tonterías de la derecha religiosa?

¿El puñado de mujeres de nuestro parlamento se pondrá de acuerdo con Juliet Cuthbert Flynn y Lisa Hanna, dándoles su apoyo y exigiendo que el aborto sea legal?

¿Los asesores y colaboradores cercanos de nuestras parlamentarias las animarán a defender el cambio?

¿Qué hace falta para que avancemos?

Lamentablemente, el estigma y la discriminación hacen que muchas mujeres no busquen asistencia médica cuando surgen las complicaciones de los abortos inseguros. En consecuencia, en 2008, según un estudio realizado por McCaw-Binns, et al, se constató que una de cada tres muertes de este tipo se produjo en el hogar. Entre 2013 y 2015, el 21,4% de las muertes por aborto se produjeron en el hogar, en comparación con el 10% entre 1998 y 2000.

Lamentablemente, debido a la ilegalidad de estos servicios, muchas mujeres se ven obligadas a hacerlo en casa: utilizando sus propios brebajes como Pepsi con clavo oxidado o fénico (como se rumorea), con perchas o en instalaciones inseguras y no reguladas.

Francamente, no hay que ser un genio para darse cuenta de que se necesitan servicios regulados para garantizar que las miles de mujeres que necesitan y obtienen servicios de aborto cada año no se pongan en peligro.

Es trágico que seamos tan ajenos a la forma en que nuestra inacción cuesta a los contribuyentes millones de dólares cada año debido a nuestra falta de voluntad para proporcionar servicios seguros, asequibles y legales para la interrupción del embarazo que sean accesibles.

Ha llegado el momento de que hagamos legal el acceso a los servicios de aborto. Hay más que suficiente orientación y mejores prácticas sobre cómo debemos proceder. El Grupo de Revisión de la Política de Aborto presentó estas recomendaciones.

Las mujeres quieren servicios de aborto y lo buscarán, independientemente de su ilegalidad, su situación sentimental o sus ingresos. Presionemos para ser responsables, para ser audaces y transformadores, y para dar pasos positivos que permitan a las mujeres interrumpir sus embarazos si y cuando lo decidan, independientemente de la razón por la que quieran hacerlo.

× Available from 08:00 to 21:00 Available on SundayMondayTuesdayWednesdayThursdayFridaySaturday